domingo 22 de mayo del 2022

<<Volver al Inicio

Alerta: abundan los lotes de semilla de baja calidad física y fisiológica

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin


En un informe producido por la Ingeniera Gloria Viotti, del Laboratorio Agroplant, de Monte Cristo, Córdoba (teléfono 0351 – 4918633), una prestigiosa profesional especializada en enfermedades, se señala que si cada productor ha guardado parte de su cosecha para semilla de uso propio, no deberá correr riesgos. No alcanza con conocer el Poder Germinativo, sino que será importante determinar qué patógenos está llevando junto a la misma, para evitar infecciones tempranas, o peor aún, no lograr el stand de plantas adecuado.

 

Es importante recordar que con fungicidas no se corrigen infecciones severas de patógenos que afectan la calidad, pues los mismos NO SON UNA POCIÓN MÁGICA QUE TRANSFORMA GRANOS ENFERMOS EN SEMILLA SANA.


Resulta así imprescindible contar con un análisis de la semilla, lo más cercano posible a la siembra, para desestimar o no a la elegida para implantar. Si se empieza con una semilla de mala calidad se arranca con el pie izquierdo porque el rinde está totalmente ligado a la semilla de buena calidad. La emergencia rápida, uniforme y con energía plena y sana hace el 50 % del éxito del cultivo.


Las razones de esta advertencia

Con las abundantes lluvias de los últimos 30 días ha quedado lejos en el recuerdo, el déficit hídrico que caracterizó a la campaña 2011-2012. Sin embargo, no podemos perder de vista que la semilla que estaremos sembrando a partir de esta quincena, ha sido producto de los cultivos de la campaña anterior.


Las pérdidas en los rendimientos fueron considerables y constantes en las zonas de producción, sumado al hecho de baja humedad relativa durante la cosecha. Estas dos situaciones han dado origen a lotes de semilla de baja calidad física y fisiológica: se rompen fácilmente y, una alta proporción, aún manteniendo completa su unidad, presentan el tegumento fisurado. Este es un aspecto a tener en cuenta, ya que al haber perdido la integridad de la cobertura, la semilla no podrá regular la absorción de productos, como los fungicidas curasemilla, afectando la velocidad de crecimiento normal.


Situación sanitaria

Las expectativas de rendimientos bajas en la campaña pasada, hicieron que la inversión en fungicidas foliares fuera escasa, aún a sabiendas de que las enfermedades afectan la calidad de la semilla. Sin embargo, y a pesar de las condiciones ambientales desfavorables, las patologías típicas de la región estuvieron presentes con diferente intensidad, según los cultivares.


Las variedades más susceptibles, mostraron desde los primeros estadíos vegetativos síntomas de Mancha Ojo de Rana, acompañada de Mancha Marrón, mientras que la mayoría sufrió la infección prematura del Tizón o Mancha Púrpura. Por otra parte, pasaron desapercibidas en el lote, patógenos como Phomopsis spp. y Fusarium spp. que se manifiestan hoy con intensidad importante en los Análisis de Perfil Sanitario de las Semillas. Estos hongos afectan directamente la capacidad de producir una plántula normal a aquellas unidades infectadas.


En suma, la consigna es evitar riesgos y asegurarse qué calidad de semilla se va a implantar. Aún se está a tiempo.


(*) Ing. Ag. Gloria Viotti: Directora Técnica del Laboratorio Agroplant (Monte Cristo- Córdoba). Informes: gloria@agroplant.com.ar / Tel. (0351) 4918633

Compartir:

Últimas noticias