lunes 23 de mayo del 2022

<<Volver al Inicio

Maíz: funcionarios nacionales reafirmaron en Córdoba continuidad de la política oficial

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

La Jornada –organizada por Agroverdad y la Bolsa de Cereales de Córdoba- recibió la visita del Subsecretario de Agricultura de la Nación, ingeniero Marcelo Yasky, y del Subsecretario de Agregado de Valor y Nuevas Tecnologías, ingeniero Oscar Solís.

«Es un año complicado, estamos para enfrentar los desafíos; pero hay oportunidades». Esta expresión resume el pensamiento de MAIZAR, expuesto su presidente, Alberto Morelli, quién habló precediendo a los dos funcionarios.

Mercado distorsionado

Antes, el presidente de la Bolsa de Cereales de Córdoba, Rubén Bergero, había señalado que «el mercado del maíz se ha visto muy distorsionado por una política oficial que, una vez más lo decimos con la idea de formular un aporte a las autoridades, no es la adecuada, y cuyos resultados están a la vista: con muchos perjudicados y muy pocos, muy pocos cabe subrayar, beneficiados. Corregir esa política sería una medida positiva: lo hemos manifestado, peticionado y nuevamente lo declaramos hoy».

La percepción en Córdoba es que «muchos productores están desanimados o cuanto menos no incentivados para hacer maíz: reconocemos que la intención de siembra que se detecta o percibe, permite inferir que se sembrará menos maíz que la campaña pasada», apuntó Bergero.

Visión de Yasky y Solís

Los subsecretarios Yasky y Solís evitaron réplicas a las opiniones que en el sector agropecuario se tiene sobre la política gubernamental que se aplica al mercado del maíz.

Se ciñeron a mencionar que sólo se procura asegurar el abastecimiento del mercado interno de maíz y de trigo y a asegurar que para el resto de la producción de ambos cereales se ha prácticamente liberado su exportación.

Señalaron que es una política que se va a continuar, destacando la función que cumple la Mesa de Maíz en la que el Ministerio trata las cuestiones de liberación de volúmenes para la comercialización y exportación. Insinuaron que toda otra medida que corre por fuera de los consensos que allí se logran, no es de su competencia (implícita admisión de los resortes decisorios que tiene en sus manos el Secretario Guillermo Moreno).

En relación al maíz, Yasky pidió a los productores que tengan existencias de cereal que las declaren antes del 29 de junio en la página web de la ex Oncca, ahora Ucesi (Unidad de Coordinación y Evaluación de Subsidios al Consumo Interno).

La cartera agropecuaria se juega a a liberar para la exportación todo el remanente que exceda los ocho millones de toneladas destinadas a abastecer el consumo doméstico (en realidad, es bastante poco lo que queda para vender afuera).

Realidad, desafíos y oportunidades

Morelli, de MAIZAR, enumeró las dificultades que enfrenta el cultivo del maíz, sobre todo por las restricciones con que debe moverse el mercado y la consecuencia de que el productor no recibe un «precio lleno». Los pronósticos de una cosecha estadounidense récord (clima a favor de por medio), el aumento de los fletes locales, la descapitalización sufrida por los productores en la actual campaña y el aumento de la presión fiscal –ayer nomas se tuvo una nueva evidencia con lo ocurrido en la provincia de Buenos Aires-, se interponen en el camino hacia las próximas siembras de maíz en la Argentina.

Pero en contrapartida, destacó los nuevos usos y ampliaciones industriales (etanol, molienda húmeda, avicultura) y la apertura comercial con China.

Ubicó como un desafío «salir de la relación cinco hectáreas de soja, una de maíz, que es muy elevada en comparación con Estados Unidos y Brasil que tienen una relación de 0,79 y 1,6, respectivamente».

En cuanto a los nuevos usos, señaló que las plantas de biocombustibles que estarán en funcionamiento próximamente traccionarán 3 millones de toneladas y que el 33% (un millón de toneladas) se produce en la provincia de Córdoba.

Compartir:

Últimas noticias