domingo 22 de mayo del 2022

<<Volver al Inicio

Consecuencia anunciada: consumo de carne, en su nivel más bajo en 91 años

bifeargentinoweb
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin

La CICCRA destacó que la combinación de una menor disponibilidad de carne vacuna y de una mayor población hizo descender el consumo por habitante de carne vacuna al nivel más bajo en 91 años.

Los 53,8 kilogramos por habitante por año implican casi 4 kilogramos menos por habitante que hace un año (-3,8 kg/hab/año). Con respecto al máximo alcanzado en los primeros diez meses de 2009, el consumo por habitante acumuló una retracción de 21,8 por ciento (-15 kg/hab/año).

En un año, el descenso del consumo de carne vacuna fue del 6,7 por ciento de descenso anual.

Reorientación del consumo

El reporte de la entidad indicó que «los consumidores reorientaron sus decisiones de consumo desde la carne vacuna a las carnes aviar y porcina. Como el proceso se dio en un marco de elevadísima liquidez y la velocidad de respuesta de los productores de pollo y cerdo no fue inmediata, se registraron fuertes aumentos de los precios nominales, tanto de los cortes vacunos, como aviares y porcinos, y un encarecimiento relativo de la carne vacuna con relación a las otras dos fuentes de proteína animal, así como de las tres carnes con respecto al conjunto de los demás bienes y servicios que forman parte de la canasta de consumo de los hogares».

El Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) estima que en 2011 se terminará con un consumo de carne aviar de 40 kilos por habitante promedio, un kilo y medio más que el año pasado

La carne porcina tuvo una expansión de consumo de 9,2 por ciento en dos años: pasó de 7,85 kg./hab. en los primeros diez meses de 2009 a 8,57 kg./hab. en el mismo lapso de este año.

Ciccra estima que es muy probable un nuevo aumento del precio de la carne en los próximos meses, ya que a lo largo de 2011 el precio de la carne vacuna en el mostrador mostró una velocidad de aumento mayor al del precio de la hacienda en pie: «el proceso de traslado de precios entre los eslabones de la cadena de valor cárnica todavía está lejos de finalizar» apuntó el documento publicado ayer. En su informe de septiembre, la entidad había pronosticado incrementos de precios al consumidor del orden de 10 a 15 por ciento para fin de año.

El origen del problema

Empresarios de toda la industria cárnica coinciden en que la caída del consumo de carne vacuna y, en contrapartida, el aumento de los cerdos y los pollos es consecuencia del proceso que se desencadenó hace dos años, cuando la relación entre la oferta y demanda de carne quedara fuertemente resentida por las restricciones a las exportaciones y el control de las cotizaciones de la hacienda que impuso el Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

A esa desacertada acción oficial se sumó la sequía que padeció el campo entre fines de 2008 y de 2009.

Compartir:

Últimas noticias