GANADERIA

Consecuencias del cese del boom de retención para ampliar el plantel de madres

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Frigoríficos
  • 0 Comentarios
Vacas-hembras w

“El porcentaje de faena de hembras en el último trimestre del año (2017) estuvo por encima del 43% y, como venimos diciendo, ya no hay un boom de retención para ampliar el plantel de madres”, opina el dr. Daniel Urcía, presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (FIFRA).

Infiere que de los 7 millones de nacimientos de terneras en 2018 gran parte tendrán como destino la faena y muy pocas ingresarán al circuito de Cuota 481: las restantes irán a corrales para consumo, los cuales para cumplir con la norma deberán alargar los plazos de encierre y reducir sus dietas en proteínas agregando mayores costos y hará que su valor de compra baje para compensar.

Por otra parte, la vigencia de la norma (faena de animales de bajo peso), ante esta situación generará mayor presión por el ternero macho de invernada haciéndolo subir de precio y de esta manera el consumo competirá con los exportadores por este reducido número de terneros.

Un dato no menor
A propósito, Urcía puntualiza que “otro dato no menor de enero (de 2018) es la comunicación de la vigencia de la caución para la faena de animales de bajo peso (inferiores a 300 kg., resultado res 165 kg carne) de $ 10.116, establecida en marzo de 2017”.

Apunta que ya ni siquiera cabe abundar “sobre el fracaso” de la normativa, “que ha demostrado en más de 10 años sobradamente que no agrega kilogramos al rodeo: hemos demostrado con el mapa de faena de la ternera que es en la provincia de Buenos Aires donde más se faena esa categoría e indudablemente muchas de ellas de bajo peso y seguramente ahora cuando los compradores comuniquen a sus proveedores esta situación pondrán el grito en el cielo porque caerán en la cuenta de lo que significa”.

Urcia-Daniel AFIC w

La buena noticia
La FIFRA difundió hoy su Boletín mensual que incluye, como es habitual, una nota editorial de su presidente, Daniel Urcía. Su texto es el siguiente:

La noticia del acuerdo de los protocolos China para el envío de carnes enfriadas y con hueso es sin lugar a dudas la mejor manera de iniciar el año.

Es el resultado de una negociación a la cual se le puso mucho énfasis y se trabajó mancomunadamente entre el sector público y privado.

Entre otras acciones en favor de esa apertura consideramos como relevantes la visita del Presidente Macri e importantes funcionarios en el marco de la feria SIAL de Shangai en el mes de mayo de 2017 coincidiendo con la mayor participación de empresas en el stand organizado por IPCVA.

Luego se sucedieron periódicamente visitas de distintos funcionarios del Ministerio de AgroIndustria, volviendo la secretaria de Mercados Marisa Bircher acompañada por el presidente de IPCVA en el segundo semestre y por último el viaje del presidente de SENASA a fines de año.

Es decir, hubo más de seis visitas de funcionarios argentinos y privados en un año a lo cual hay que sumar y destacar el excelente trabajo de la Embajada Argentina, y de la agregaduría agrícola, ambas con sede en Beijing que hicieron un seguimiento y una presión constante.

Trabajo en equipo
Se trabajó en equipo en pos de un objetivo común y se consiguió el objetivo para carnes con China.
Por supuesto que la lista de objetivos es grande y hay que seguir trabajando de esta manera, sin ir más lejos nos queda pendiente con China la apertura para menudencias y carne de cerdos por ejemplo, negociación que habrá que iniciar una vez firmados los protocolos para carne vacuna.

Consideramos que esta decisión de China debería acelerar la apertura del mercado de los Estados Unidos cuyo gobierno viene demorando la decisión.

Controlador de faena
Este mes desde el Ministerio de Agroindustria se visitó un frigorífico donde está funcionando el controlador electrónico de faena y se ratificó su vigencia y exigencia para las plantas a partir del 1 de marzo.

Desde esa fecha el que no tenga esta tecnología incorporada, no podrá faenar.
El apoyo de la cadena cárnica al controlador electrónico de faena está supeditada a que sea instrumente en todas las plantas de faena del país sin excepción alguna.

Garantía “irrisoria”
Por otra parte, recientemente se decidió la eliminación de la garantía que se debe conformar para poder operar para los pequeños mataderos, esto genera preocupación porque es una medida discrecional que genera desigualdad y la mismo tiempo dispara el alerta de que pueda tomarse la misma decisión respecto de la implementación de los controladores de faena.

Desde FIFRA hemos manifestado tanto al ex ministro Ricardo Buryaille que demoró la implementación de la garantía y ahora al ministro Luis Miguel Etchevehere que es una herramienta que no tiene utilidad y sólo provoca una quita de liquidez en las empresas.

Obviamente nuestra opinión no ha sido lo suficientemente convincente, pero ahora, con la decisión de evitar el mínimo nuestro argumento cobra mayor peso en tanto que cualquiera declarando una faena mínima podrá “abrir” un frigorífico depositando una garantía irrisoria y para cuando se conozcan su verdadera faena el daño comercial a las otras plantas estará hecho.

Lo que algunos supusieron que sería un impedimento para aventureros y por eso apoyaron la idea, ahora quedaron sin argumentos.

Animales de bajo peso
Otro dato no menor de enero es la comunicación de la vigencia de la caución para la faena de animales de bajo peso (inferiores a 300 kg., resultado res 165 kg carne) de $ 10.116, establecida en marzo de 2017, que una semana más tarde el ministerio de AgroIndustria comunicó que la dejaba sin efecto y continuaba en vigencia el depósito de sólo $500.

Llama la atención de que un gobierno que hace de la transparencia e institucionalidad una bandera haya dejado durante la gestión de Ricardo Buryaile en suspenso de “hecho” esa resolución que obviamente fue convalidada por los funcionarios pero en una clara situación de irregularidad.

Este mes, sin provocar una discusión o al menos modificación de la norma, simplemente se comunica su plena vigencia.

Fracaso
No abundaremos en esta instancia sobre el fracaso de dicha normativa que ha demostrado en más de 10 años sobradamente que no agrega kilogramos al rodeo: hemos demostrado con el mapa de faena de la ternera que es en la provincia de Buenos Aires donde más se faena esa categoría e indudablemente muchas de ellas de bajo peso y seguramente ahora cuando los compradores comuniquen a sus proveedores esta situación pondrán el grito en el cielo porque caerán en la cuenta de lo que significa.

El porcentaje de faena de hembras en el último trimestre del año estuvo por encima del 43%, como venimos diciendo ya no hay un boom de retención para ampliar el plantel de madres: esto significa que de los 7 millones de nacimiento de terneras por año gran parte tendrán como destino la faena pero muy pocas ingresarán al circuito de Cuota 481, las restantes irán a corrales para consumo, los cuales para cumplir con la norma deberán alargar los plazos de encierre y reducir sus dietas en proteínas agregando mayores costos y hará que su valor de compra baje para compensar.

Por otra parte, la vigencia de la norma ante esta situación, generará mayor presión por el ternero macho de invernada haciéndolo subir de precio y de esta manera el consumo competirá con los exportadores por este reducido número de teneros.
El productor o feedlotero que se arriesgue a engordar terneras con el sistema tradicional de 100 días no llegara al peso y perderá el animal ($10116) o se le engrasara y obtendrá un valor inferior.

Hemos puesto el tema en discusión en todas las mesas ahora solo nos resta ver si el mercado confirma nuestras predicciones.

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.