CREAtech

En Córdoba, el campo se convierte en una usina que produce energía

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Congresos
  • 0 Comentarios
createch1

En CREAtech, el encuentro del Movimiento CREA que se propone ser parte de la construcción de la agenda tecnológica de los próximos años, que comenzó ayer Miércoles y continúa hoy jueves en el estadio Orfeo Superdomo de la ciudad de Córdoba, uno de los Paneles que concitó la atención de los más de 3.000 asistentes fue el de Bioenergía. El mismo contó con la participación de Luis Picat, productor y empresario del norte de Córdoba, y presidente de la Sociedad Rural de Jesús María; y de Víctor Giordana productor agropecuario, miembro fundador del CREA Monte Buey-Inriville y presidente del Grupo VG S.A. Desde el ámbito público, brindó su visión Maximiliano Marrone, Director Nacional de Promoción de Energías Renovables, del Ministerio de Energía y Minería de la Nación. El panel fue moderado por el periodista e ingeniero agrónomo Héctor Huergo.

Durante el panel, se mostraron los logros de dos emprendimientos llevados a cabo en Córdoba

Experiencia 1: un biodigestor que produce energía
Luis Picat, expuso su experiencia con la utilización de biodigestores.
Técnicamente, un biodigestor es un contenedor cerrado, hermético e impermeable, dentro del cual se deposita materia orgánica, la cual, al degradarse, genera gas metano (o biogás) y un subproducto líquido que se puede utilizar como fertilizante, ya que es rico en nitrógeno, fósforo y potasio.
Picat posee un criadero porcino que funciona desde el 2006 y que hoy cuenta con unas 1000 madres. Tras analizar varias experiencias internacionales, en enero de este año tomó la decisión de iniciar la construcción de un biodigestor para canalizar productivamente todos los desechos. “Hoy el 70% de la energía que se consume dentro de la granja la podemos abastecer a través de ese aparato”, explicó. “Así, logramos tener una tecnología igual a la alemana, pero ´made in Argentina´”.
Nuestra idea es trasladar esa tecnología a otros productores para que la copien, ya que genera valor agregado, favorece el desarrollo de mano de obra especializada y optimiza el impacto ambiental. Nuestro objetivo es llegar a generar 180 kilowats por hora, utilizando sólo los residuos generados por nuestra granja” resumió Picat.

Experiencia 2: el maíz se hace bioetanol y burlanda
El otro caso analizado fue el de Víctor Giordana, que en su establecimiento, ubicado al norte de Jesús María, instaló una pequeña planta industrial, desarrollada por Porta Hnos, que procesa 40 toneladas de maíz por día para obtener etanol (el cual es adquirido por Porta Hnos) y burlanda (que se emplea en el feedlot del propio productor).
Se trata de un proyecto que usa tecnología nacional y que agrega valor en origen”, explicó el empresario, que también tiene una explotación olivícola en Chilecito, La Rioja. “Nuestro feedlot experimentó un cambio notable. Integrar agricultura, ganadería y producción de energía en un mismo campo fue toda una aventura”, destacó. A la hora de hablar de números, Giordana explicó que la inversión en la mini-planta elaboradora de etanol se acerca a los 3,5 millones de dólares (sin contar el feedlot).
La planta de Jesús María fue desarrollada en gran parte con tecnología nacional. Funciona las 24 horas y es manejada por un operario por turno. “Hoy, el negocio del etanol está en manos de unas pocas empresas. Sería bueno que se distribuyera en manos de muchos productores, diseminados en todo el país”, expresó Giordana.

Iniciativa pública
“Si en Santa Fe se pudieran procesaran los efluentes de tambos, criaderos de cerdos y feedlots para la generación de bionergía, se podría abastecer el 65% de la demanda energética de toda la provincia”, indicó Maximiliano Morrone, director Nacional de Promoción de Energías Renovables.
En este sentido, dentro de las iniciativas oficiales, el funcionario destacó el Plan Renovar, que ya inició su segunda etapa, y que busca lograr que el 20% de la matriz energética nacional se abastezca en base a fuentes renovables. “Todo esto redundará en un costo energético más accesible, que a su vez derivará en empresas agropecuarias más competitivas”, señaló.
El potencial de la Argentina es enorme. Los recursos naturales, técnicos y humanos están. Lo que hace falta es un marco regulatorio. En eso estamos trabajando”, añadió Marrone.

 

0 Comentarios

Sé el primero en escribir un comentario.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.