Derribando mitos y dudas

“Inundaciones: es culpa de la Siembra Directa”

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Agricultura
  • 2 Comentarios
SIEMBRADIRECTA-WP

Luego de un fin de semana en el que se registraron precipitaciones excesivas, produciendo anegamientos de caminos e inundaciones en campos y rutas, y durante el cual localidades como Arroyo Seco, en la provincia de Santa Fé, recibió en tan sólo 24 horas más de 300 milímetros; a lo que se suma la crítica situación que viven otras provincias como Buenos Aires, Entre Ríos y Córdoba, creimos conveniente resaltar una serie de articulos publicados hoy en la web de Aapresid.
En este escenario, la entidad expresó que quedó al descubierto una vez más el desconocimiento general sobre los beneficios de la Siembra Directa, por lo que es imperioso derribar mitos y dudas en torno la cuestión.

Siembra Directa
¿Por qué nos inundamos? ¿Cómo se puede prevenir? ¿Qué pasa con nuestros suelos?
Con estos interrogantes Aapresid invita a conocer y re-descubrir los beneficios de la Siembra Directa en un artículo al cual podes acceder en este link CLICK AQUI .
En el mismo, la entidad asevera que “la Siembra Directa ayuda a prevenir las inundaciones”. Mientras que “las consecuencias de los excedentes de agua que hoy vivimos vuelven a alertarnos sobre el uso y cuidado del suelo”, una de las mayores preocupaciones de la institución.
En un párrafo del mencionado artículo, Pedro Vigneaud, titular de Aapresid, expresa que la Siembra Directa es un sistema que “hace que el suelo se convierta en una esponja que absorbe y guarda el agua de lluvia”. Vigneau aclara que la siembra directa no es “la solución” a las inundaciones, sino que es “parte de la solución”.

En síntonía con este artículo, en otra publicación en la web de la entidad – al cual se puede acceder en este enlace -, María Beatriz “Pilu” Giraudo, coordinadora de Políticas Publicas de Desarrollo Sustentable de la Nación y presidente honoraria de Aapresid, expresó que hay que “desmitificar” la siembra directa. Y que “para que esta técnica sea efectiva debe estar acompañada por una serie de medidas que se deben tomar a la brevedad, además de trabajar en conjunto con las provincias para encontrar soluciones”, concluyó.

Y finalmente , en otro artículo, que aborda los principales beneficios de la siembra directa, se detalla que los planteos productivos bajo este sistema, presentan mayor infiltración. Esto significa que en períodos de precipitaciones tienen mayor capacidad de captar el agua de lluvias y almacenarla, para el uso posterior por los cultivos. Además posibilitan la acumulación de residuos de cosecha en superficie y la no remoción del suelo, todo lo cual, se ve reflejado en la preservación de la estructura del mismo, con menor encostramiento superficial, mayor infiltración, menores escurrimientos y menores pérdidas de suelo.
Pero finaliza exhortando, que los planteos de siembra directa deberían ser acompañados de un adecuado plan de rotaciones de rastrojos y raíces (que generen una mayor estructuración del suelo y un mayor aporte de carbono), de prácticas de fertilización que balance en la extracción de nutrientes, del uso de cubiertas vegetales y demás prácticas que tiendan a la estabilidad del sistema de producción.
Podés acceder a la nota completa en este link .

 

2 Comentarios

  1. Muy buen informe. Personalmente también pienso que se han combinado varios factores que han desencadenado en lo que ya todos sabemos. Por allí también han surgido algunas controversias de algunas personas que hasta hace poco afirmaban que la SD y la soja impermeabilizaban la tierra y ahora, de repente, resulta que esta metodología de trabajo es la responsable que se filtre más agua, haga subir las napas e inunde todo.
    Al ing. del INTA que dijo que los índices de lluvias son normales, lo voy a contradecir, en mi caso tengo 250mm de más en la campaña 15/16 con respecto al estadístico de los últimos 12 años y tampoco es normal que caigan 300mm en dos días como lo han sufrido en algunas zonas.
    A estas personas, algunos periodistas, por favor mantengan la coherencia, la memoria y no hagan una conclusión general basada en un estudio puntual.
    Desde mi experiencia, la siembra directa ayuda a reducir la erosión hídrica como así también permite que se filtre mejor el agua producto de que se frena con el rastrojo a diferencia de como se trabajaba antes. Cuando se araba la tierra, si llovía despacio estaba todo bien, pero si llovía de golpe el mismo barro tomaba una consistencia de líquido espeso retardando su absorción y generando corridas de agua en lotes con desnivel.
    Me parece que la clave está en una buena rotación de cultivos, trabajar con curvas de nivel y hacer terrazas o bordos para frenar el desplazamiento del agua en lo posible.
    Esto es lo que los productores podemos y debemos hacer para cuidar nuestra tierra, que al fin y al cabo es la que nos da de comer, pero lamentablemente esto no alcanza, hay obras que el gobierno no realizó por no decir que ni si quiera las relevó porque su ejecución requiere de mucha inversión pero no genera la cantidad de votos necesarios para inclinar la balanza en una elección.
    Otro tema que también influye en todo esto es el desmonte. Es innegable que el monte ayuda a frenar y absorber el agua, sobre todo el monte bajo y que no deberíamos estar peleando en ver hasta donde podemos talar, deberíamos estar discutiendo una ley de forestación donde se motive a los productores a forestar un porcentaje aunque sea mínimo y retribuir esta actitud con un descuento en el impuesto inmobiliario como por ejemplo, no sé, se me ocurre.
    Lamentablemente quienes deberían estar dialogando sobre esto están viendo que es lo que más les reditúa a ellos y no a la sociedad.
    Saludos.

    • Totalmente de acuerdo Fabricio con vos. Así es esto. Gracias por tomarte el tiempo en escribirlo.


Dejá un comentario

Tu email no sera visible.
Sólo si tienes uno.