Pronósticos: las vacas suben, el dólar se plancha

  • Por Juan Carlos Vaca
  • Noticias
  • 0 Comentarios

Víctor Tonelli, un prestigioso analista de los mercados de carnes, comenzó su alocución sentando una premisa: no existe ganadería sin ganaderos. “Este es un valor que hay que defender a capa y espada”, instó a los asistentes que colmaron la sala del Centro Cultural de Oncativo.

Exhibió luego las cifras del derrumbe de la ganadería nacional, con una pérdida de 10 a 11 millones de cabezas, producto del “terremoto combinado de gobierno más sequía”. “Hemos perdido un Uruguay entero”, graficó, para dimensionar el tamaño del retroceso.

Entrando a analizar las estrategias para afirmar la incipiente recuperación del último año, Tonelli se pronunció a favor de “utilizar más pasto”, tomando en cuenta que “hoy y en el futuro los granos comienzan a tener una importancia estratégica”, por las definiciones que se han adoptado, por caso en Estados Unidos, de dedicar una porción significativa de ellos a producir combustible.

“Argentina -apuntó-, a medida que fue liquidando su stock fue liquidando su oferta de pasturas: se ha perdido entre el 60 y 70 % de los forrajes de calidad, cayéndose así la oferta forrajera”.

Pero de esa realidad, extrajo una apreciación para recuadrar: “nunca ví una relación tan favorable para convertir pasto en carne”, pues cuesta $ 1 o $ 2 el kilo de novillo que luego se puede vender a $ 8. Con silaje, ubicó la relación entre $ 3 y $ 4 para vender a $ 8.

Por consiguiente, está convencido que se impone “un modelo mucho más pastoril”, de manera de hacer más kilos vivos en pasto y terminarlos con grano.

Los feed lots, en tanto, han perdido protagonismo. Sus existencias de hacienda han caído significativamente.

Recuperación lenta,

pero futuro espectacular

También juzgó que “la recuperación es muy lenta” y que del promedio de producción de 3.200.000 toneladas con que venía años atrás la Argentina, habrá que aceptar que oscile entre 2,5 y 2,9 millones hasta el 2014. Mirado desde otro ángulo, de las 16 millones de cabezas que se faenaban en el 2009 se ha caído a 11,5 millones “y no llega a 13 millones en 2014”. Recién en el 2015 el stock se arrimaría a 55 millones de cabezas, aún por debajo de los 59 millones del 2008.

Dijo que “pese a todas las políticas (locales” hay un hecho incontrastable: que la carne en el mundo está cara en dólares (entre U$S 3,50 y U$S 4, en Estados Unidos, Brasil, Australia y Unión Europea). Por tanto, vaticinó que, no sólo la carne, sino que “el futuro de los alimentos es espectacular: es un negocio que sólo tiene para crecer”.

En suma, Tonelli considera que “es el momento de volver a invertir con inteligencia y se ha iniciado el proceso de “la ganadería de precisión””.

Mostró una proyección que resultó muy útil a la audiencia y en particular, a los productores de cerdos:

Composición del consumo de carnes

Tipo de carne

En l década pasada

En la actualidad

Al 2015

Vacuna

66

52

55

Pollo

28

35

44

Cerdo

6

8

11/12

“El futuro de las carnes argentinas es espectacular, más allá de las políticas oficiales”, concluyó Tonelli.

El dólar según Seggiaro

Carlos Seggiaro, en tanto, estimó que “en 2012 vamos a ver una política antiinflacionaria”, que “van a subir las tasas de interés (internas) porque van a subir a nivel internacional” y “los bancos vana a empezar a desarmar las tasas fijas y a dar preeminencia a las tasas variables”.

Respecto al dólar, tomando en cuenta la cotización a futuro a diciembre de 2011, que se ubica en $ 4,40 por dólar, opinó que probablemente se situe en $ 4,35, porque “a futuro está bajando” debido a la liquidación de exportaciones de granos, lo cual está determinando que el Banco Central esté comprando 100 millones de dólares por día.

“¿El dólar va a estallar?”, se preguntó. Y respondió: el que está pensando con la lógica de la década de los 90, está errado. La Argentina tiene una sobreoferta de dólares. La Argentina está funcionando de otra manera”.

Igualmente, reparó en que la deuda externa “se ha descomprimido para los próximos años” y que el gobierno tiene herramientas y recursos para controlar el tipo de cambio.

En cuanto a algunas cuestiones que interesan al sector agropecuario, opinó que no bajarán las retenciones a las exportaciones, menos en el caso de que siga el actual elenco gubernamental, “que puede cambiar de herramientas pero no de ideología”, y “no descartaría un proyecto de recreación de la Junta Nacional de Granos”.

Noticias Relacionadas

0 Comentarios

Los comentarios están cerrados para esta noticia.